INICIO

Inicio / INICIO

Un nuevo concepto de
yoga en Terrassa

Tradición y pensamiento crítico pueden ir de la mano, ese es el pilar de nuestra enseñanza. Es por eso que nos alejamos de modas actuales y creencias que durante muchos años han rodeado a este espléndido camino que es el Yoga.

En nuestras clases de yoga encontrarás un grupo reducido y heterogéneo, con las adaptaciones necesarias para que tu práctica sea anatómicamente segura, obteniendo así una mejora postural, una mayor consciencia corporal, mejorando tu concentración y la propia capacidad de relajarte, siendo nuestra misión la de adentrarte y acompañarte a lo largo de tu propio camino yóguico.

Experiencia y discernimiento

Mi nombre es Oriol y soy el actual profesor de yoga de Aikidojo Terrassa, además de colaborar esporádicamente con otros centros tanto de Terrassa como de Barcelona y alrededores.

Inicié mi camino en el yoga en el año 1999 a la edad de 14 años, recibiendo clases y estudiando por mi propia cuenta. Tras varios años, decidí dar un paso más e iniciar elCurso de Formación de Profesores de Yoga’ en la “I.Y.T.A.” en España. Tras 4 años de formación y siguiendo un valioso consejo “acudid siempre a las fuentes”, decidí adentrarme en el ‘Curso de Formación Tradicional de Profesores de Yoga y Expertos en Indología’ en la “A.N.P.Y.E.I.” de la mano de Swami Tirthananda Saraswati (Dr. Francisco Luid), licenciado en Medicina y Cirugía.

Paralela a la vida yóguica, me decanté hacia la vía técnica cursando la ‘Ingeniería Técnica en electrónica industrial’ en la UPC de Terrassa y posteriormente el ‘Máster en dirección de empresas industriales’ en la EUSS, para acabar adentrándome en el mundo laboral.

20 años después de entrar en mi primera clase de yoga, mi visión es clara: compartir una versión del yoga que en sí misma ya es espléndida y completa, en la cual ‘viveka’, el discernimiento, tiene una importancia vital.

 LUNESMARTESMIÉRCOLESJUEVESSÁBADO
9.00 - 10.30HATHA YOGA
9.30 - 11.00HATHA YOGAHATHA YOGA
18.00-19.30HATHA YOGAHATHA YOGA
19.00-20.30HATHA YOGAHATHA YOGA
19.45-21.15HATHA YOGAHATHA YOGA
20.45-21.30YOGA NIDRA
(Relajación)
MEDITACIÓN
(Mindfulness)

Aikidojo Terrassa

¿Cómo llegar?

En coche y con amplia zona de aparcamiento

– N-150 (Ronda Sud)

– Carretera Montcada

– Avinguda del Vallès

– Passeig del Vint-i-dos de Juliol

Autobuses:

– Línea 2 (Estació Est)

– Línea 3 (Torre-sana)

Tren:

– A 5 min. de Renfe Estació de Terrassa Est

Preguntas frecuentes

Cuando hablamos de Yoga a lo que realmente nos referimos es a una tradición de miles de años, que cubre diferentes y a veces contradictorias escuelas, enfoques o sendas, cada una de ellas tiene sus técnicas, pero siempre unidas a una serie de valores y actitudes a tomar.

Hemos de tener claro que el Yoga es más filosofía que gimnasia, más interiorización que extroversión, que algunas sendas no tocan otra postura más que la de meditación, que es una ciencia completa de la vida, un arte de vivir, un sistema de crecimiento, desarrollo y evolución personal, en el cual mediante la aplicación de sus técnicas, valores y actitudes, podemos desarrollar el máximo potencial humano (equilibrio psíquico, emocional, paz interior, etc).

El Yoga no es una religión, ni un culto, ni un dogma, no es un deporte, no son cuatro estiramientos o posturas de fuerza para aumentar la egolatría y, por supuesto, no es una terapia o tratamiento para todos los males, aunque sí te va a aportar múltiples beneficios, tanto físicos como mentales.

Frente a esta pregunta se comete un error muy común, confundir yoga con Hatha Yoga. El Hatha Yoga, conocido como el ‘yoga de la fuerza o del esfuerzo’, es uno de los muchos caminos del Yoga. Lo que se practica en la gran mayoría de centros, por no decir en todos, son diferentes estilos de Hatha Yoga, muchos de ellos surgidos en los últimos años para cubrir una moda.

Nuestras clases son de Hatha Yoga Tradicional, actualizadas a los conocimientos actuales sobre anatomía y fisiología, y dirigidas de una manera concreta para que puedas avanzar en el camino del yoga.

Siempre me gusta decirle a los alumnos que ‘el yoga debe adaptarse a tí, no tú a él’, pero también es importante que conozcas tus límites, los aceptes y practiques en función a ellos. Mi función en las clases es la de aportarte la opción que mejor se adapte a ti, para que puedas realizar las diferentes técnicas de manera segura y beneficiosa.

Habitualmente encontrarás 2 extremos muy marcados, aquellos que viven el yoga como un puro fitness, basándose exclusivamente en hacer postura tras postura y a cada cuál más difícil, o bien un yoga basado en creencias, a cada cuál más absurda, mezclándolo con pseudoterapias.

En nuestras clases cogemos lo que lleva centenares o miles de años funcionando, lo pasamos por el ‘filtro’ del conocimiento científico actual y lo aplicamos para que puedas obtener el máximo de beneficio.

No existen niveles. Has de entender que tu práctica es tuya y solo tuya y mi función es la de ajustarla para que esto sea así. En las clases encontrarás un grupo heterogéneo, donde se mezclan edades, potenciales y limitaciones. Estos ajustes te permitirán tener tu propio ‘nivel’ dentro de la práctica conjunta.

Rotundamente no. Tomar la práctica del yoga como un substituto del deporte es también un error muy habitual. El deporte o fitness ha de cumplir varias características: flexibilidad, resistencia cardiovascular, fuerza muscular, agilidad, velocidad y equilibrio, entre otras. Si bien algunas de ellas se practican en una clase de Hatha Yoga, no son todas. Aquellas que sí se practican, tampoco se trabajan con la misma intensidad que en una práctica de deporte habitual.

Si todas estas características se cumplen, sales sudado, cansado y no renovado, siento decirte que no es yoga, es fitness con olor a incienso.

Con la práctica continuada ganarás en elasticidad, fuerza,  equilibrio y consciencia corporal, mejorando así tu postura. También obtendrás mayor capacidad de concentración y relajación.

En todo caso, como se comenta en ‘¿Qué no es el yoga?’ y ‘¿El Yoga substituye al deporte?’, el yoga no es ninguna terapia para la cura de todos los males ni es un sustituto del deporte.

Desde finales del siglo XIX hasta nuestros días el yoga ha sido muy distorsionado debido a la Sociedad Teosófica, la New Age y la moda actual, tanto que a día de hoy su imagen tiene poco que ver con lo que realmente es. Ir más allá de esta distorsión, acudiendo a las fuentes originales, a la auténtica tradición, empieza a ser algo de obligado cumplimiento.

Por otro lado, pensar que antiguamente sabían más que nosotros y que el conocimiento científico actual no tiene cabida en el Yoga, es un sin sentido.

¿Tradicional y pensamiento crítico? Sí, nos gusta ahondar en la historia del yoga, saber de dónde surge esta espléndida disciplina, pero pasando por el filtro de los conocimientos científicos actuales.

Algunos asana (posturas) que llevan las articulaciones más allá de sus propios límites, pueden ser peligrosos. No tener claro esto y dejarnos llevar por modas o contorsionismo que vemos en las redes sociales, puede conllevar lesiones in situ o bien un deterioro del cuerpo a medio/largo plazo.

Respetando la anatomía para el movimiento, no solo evitamos posibles lesiones, si no que además conseguimos una mejora física a medio/largo plazo.

Como se contesta en ‘¿Qué nivel tienen las clases?’, la sesión se adapta a las diferentes necesidades del alumno y una embarazada no es una excepción. Como ya hemos realizado con diferentes alumnas, su práctica se ha adaptado para que sea segura y beneficiosa.